Pages - Menu

sábado, 3 de junio de 2017

Himno de I.E. Sebastián Barranca - Camaná

De rusos,
estudiantes
y Camaná.

Gracias al comentario e investigación previa del Sr. Milton Zevallos, Director de la Revista Camaná Hermosa; se logra documentar musicalmente el caso de la sobrevivencia de un canto ruso compuesto por Dimitri Shostakovitch para un corto cinematográfico de 1932, y que pasó a ser el himno del colegio emblemático de la ciudad de Camaná, I.E. Sebastián Barranca. Aquí el detalle y posterior proceso de registro.

 

  

  • Identificar y ubicar la música original del himno. Песня о встречном (1932) "En pos de la vida" Letra: Boris Kornilov - Versión en español: Doménec Perramon Música: Dimitri Shostakovitch 

  • Comparación con la versión que se ha venido cantando en el colegio, que fue conservada sólo por tradición oral cerca de 50 años sin conocimiento de la música original, encontrando mínimas diferencias.
  • En suma, se ha realizado una puesta en valor de uno de los símbolos emblemáticos del colegio, transcribiendo la versión resguardada en la memoria colectiva de la comunidad educativa y que salvo mínimas diferencias es la misma que concibió el compositor. Por ello se adaptó toda la música para que permanezca dicha tradición. De esta manera podemos afirmar que la institución hizo suya la canción naciendo así el Himno del colegio Sebastián Barranca. Lo mismo que ha sucedido en otros ambientes musicales con bastante música popular (valses, polcas, fox, etc.) en éste caso particular y peculiar es una obra de carácter académico con claros tintes ideológicos (por su relación con el partido socialista)

  • El presente aporte ha permitido documentar musicalmente el himno del colegio, que podrá servir para difusión y enseñanza en diferentes elencos musicales, fortaleciendo la identidad y valores institucionales de la comunidad educativa y de la ciudad de Camaná.
- Archivo personal

domingo, 30 de abril de 2017

Jaime Díaz Orihuela (4ta. parte)

De las breves alegrías,
de la música,
de la vida

La visita del maestro a Arequipa se dió el 25 de noviembre de 2016, una fecha para recordar por la gran emoción en el aire al escuchar las enseñanzas del maestro sobre la escala pentafónica que ha venido estudiando y usando en sus composiciones, emoción que se transforma en ser espectador de la muestra sonora que realizó, presentando 4 de sus obras para piano y voz, al piano el mismo compositor junto a la soprano Cristina Conde.

A continuación los registros de la visita del maestro al Conservatorio Regional de Música Luis Duncker Lavalle.

HACE TIEMPO

Hace tiempo que camino hacia a ti,
tanto es mi ilusión que no sé si aún estás
Hace tiempo que camino hacia ti
tanto es mi ansiedad que no sé si me esperas
Que no sé si tu alma
aún aguarda el amor.

Tanto caminar, soñándote mi amor
tanta decepción y tantas caídas
Sólo soy capaz de sentir
¡amor por ti!
¡Quiero tenerte otra vez!
¡Tenerte otra vez!


AL EMPEZAR ENERO

Al empezar enero éramos solos
junto a las rosas,
Y con la marea ausente de las constelaciones,
hacíamos espuma de promesas.

Era buscar,
el día a la ternura para encontrar,
la huella de la dicha.
Ahora quiero encontrar
la huella de tu ausencia
perdida en las arenas.

Y tus manos ya no me basta,
el día tras las horas reproduciéndote,
Ni recobrar promesas
mendigo los sueños tristes
De otras gentes
que cuentan para amarse.
Para amarse,
frases cortas y opacas


TOCO UNA MANO

Toco una mano y toco
todas las manos de la tierra,
Nada es distinto de tu rostro
de tu voz instantánea;
Y la fuerza del corazón
es también un resplandor
en el cielo.

El amor es idéntico
Así mismo, yo soy
Una multitud
Sobre la tierra.

Todo el amor es nuestro;
Toco una mano y toco
Toda la hermosura.

Yo soy amor
Yo soy amor…


LARGAS HORAS
(obra inspirada en Mariano Melgar y la gran angustia por el amor ausente)

Sin ver tus ojos mandas
que viva mi pecho triste;
Pero el no verte y tener vida
es imposible.

Largas horas
que sin ti paso son insufribles,
Vivo violento nada me gusta,
todo me aflige.

El sol me envía para alegrarme
luz apacible; mas sino trae
tu imagen bella de qué me sirve.

En mi retiro aguardo sólo
hasta que viste de negro luto
el orbe entero la noche horrible.

***


 











martes, 18 de abril de 2017

"Ecce homo" de Roberto Ramirez Z.O.

Inspirado en la Semana Santa de Arequipa, Ecce Homo de Roberto Ramírez Z.O.

Datos biográficos por Luis Justo Caballero (*)

Don Roberto (1896-1995) fue músico casi autodidacta. Su oído e intuición sobrenaturales, por un lado, y el conocimiento innato de la síntesis y de la elegancia, por otro, definieron en nuestro músico una capacidad inagotable para la armonía y para la totalidad de los requerimientos que exige el ser compositor. Hizo de su vida un solo ininterrumpido de creación. Refugiado en su casa de la Calle Nueva (Arequipa) y en su extraordinario piano Geyer plasmó en él, durante cien años  (de soledad) la música más original y de mayor trascendencia que se haya compuesto, posiblemente, en el Perú.

De su juventud nos queda:

- Las ocho de la noche en Arequipa
- La caravana pasa
- Los pasos del viento
- Visión azul
- Guitarras, etc.

Todas son piezas pianísticas, y algunas de denso sabor local, que a fuerza de ser "arequipeñas" son universales. En su madurez (ojalá la partitura exista) compuso su obra más ambiciosa "Alucinaciones", una sucesión de cinco preludios, estructurados como poema sinfónico. También varios conciertos, cuyo nombre de uno de ellos fue puesto un poco en broma "Concierto de Corea" parafraseando el "Concierto de Varsovia" de Addinsel que en la década del 50 llegó a Arequipa y no fue del gusto de nuestro compositor. Fantasía Nicolai, compuesta en homenaje a su colega y amigo Nicolás Reynoso. Otras obras:

- Tocattas
- Ana María
- Elsa
- Brasilia en su catedral
- El humo
- El primer amor de la bailarina
- La tragedia del Enano
- Las flores
- El intelecto
...

[...]

Fuente: 
(*) Luis Justo Caballero, Cuadernos de música peruana Año 01-Nro.03. página 15

Más información


domingo, 16 de abril de 2017

"Canción del Carnaval de 1930" de Carlos Sánchez Málaga


Para los carnavales de 1930, se realizó el concurso en la ciudad capital que tenía por objeto premiar la canción oficial de sus fiestas, es así que el 29 de febrero se proclama a los arequipeños Carlos Sánchez Málaga y a Percy Gibson, premiados por el jurado integrado por literatos y músicos capitalinos.

Un breve análisis sobre la canción muestra el ímpetu modernista del compositor con la inclusión de una frase musical tipo coro y escrito por el creador como "andante burlesco" entre los compases 13 al 20, primero estableciendo una modulación en La bemol mayor que desciendo por medios tonos hasta convertirse en un Fa menor. Este estilo es el camino que seguirán varias de sus posteriores composiciones como Cayma, Yanahuara y sus demás obras para piano y canto. El fragmento mencionado ha sido deliberadamente colocado en medio de una canción tipo vals muy al estilo "salón" de finales de siglo XIX, seguramente con el afán de mantener algún rasgo de tradición entre las canciones de carnaval de antaño.


Diario El Comercio, 29 febrero 1930, edición de la tarde

Diario El Deber, 01 de marzo 1930

CANCIÓN DEL CARNAVAL 1930

Nuevo carnaval
viejo carnaval
todo alegría y broma.
Ebrios de licor,
máscaras y amor
como en Venecia y Roma.

Huyamos de los sabios,
artistas del color,
bebamos en los labios
el vino del amor.
Todo es color
y todo entusiasmo,
todo es amor
y placer y espasmo.

Todo debe ser
lo mismo que ayer,
alma, tondero y rima.
Quenas y dolor,
guitarras y dolor
como en el Cuzco y Lima.




Fuentes:
- Archivo El Comercio
- Archivo El Deber
- Agradecimiento especial a Marcela Cornejo
- Transcripción Sibelius 8.0

domingo, 12 de febrero de 2017

Entrevista: Un piano japonés en latinoamérica


Para los que disfrutamos de las músicas del mundo entero la red nos ha permitido encontrar una infinita biblioteca sonora y así en alguna pequeña saciar la curiosidad de cada estilo que nos atrae.

Kaoru Hirokawa, médico y pianista japonés con alma latina, ha encontrado en las américas el regocijo de la interpretación pianística, y nos relata su travesía, aún en proceso, de conocer y difundir el repertorio pianístico latinoamericano; una vez más desde el extranjero nos ponen el espejo sobre la gran riqueza musical que poseemos mostrando las dificultades en los archivos y bibliotecas, en carencia de grabaciones y mucho menos en la cantidad de artistas que difunden el repertorio de nuestros países. Ese es el gran reto de artistas y compositores, generar aún mayor movimiento con lo nuestro. 

OC: ¿Cuál es su nombre y cuál es su formación musical?

KH: Me llamo Kaoru Hirokawa. Nací en la ciudad de Chiba, cerca de Tokio. Aprendo música desde mi niñez, a los 4 años. Al principio estudié piano y solfeo en la escuela de música Yamaha, a continuación tomé lecciones particulares de piano y composición en la Universidad Nacional de Bellas Artes y Música de Tokio. Actualmente trabajo en un hospital en Tokio, y continúo la actividad musical, presentando periódicamente recitales de piano. En año 2010 he revisado y editado las partituras de "Danzas cubanas" de compositor cubano Ignacio Cervantes, que fue publicada por Yamaha Music Media Corporation. Hace veinte años vengo muy interesado en investigaciones sobre la música latinoamericana para piano.

Kaoru Hirokawa, pianista japonés admirador de la música latonoamericana

OC: ¿Cuál fue su primer acercamiento a la música latinoamericana?

KH: Cuando era niño, oía mucho la música mexicana, brasileña, y argentina, es decir mariachi, samba, y tango, que a mi padre le gustaba. En la escuela de música y con los profesores de música solía aprender los compositores como Bach, Beethoven, Chopin, Liszt, y Debussy. Más adelante, me interesaba la música española. Yo tocaba mucho obras para piano de Albéniz, Granados, Falla, y Turina. Conociendo casi todas obras para piano de compositores españolas, luego pasé a buscar música que tiene un sabor latino. Hace veinte años me encantaron unos CDs que contenían obras para piano de compositor mexicano Manuel Ponce y argentino Carlos Guastavino. Actualmente vengo conociendo la música de compositores latinoamericanos poco a poco.

OC: ¿Consideras que cada país tiene alguna característica especial en la música para piano?

KH: Claro. Parece que hay diferencia de música para piano entre Vanezuela y Colombia, también entre Argentina y Uruguay. En Brasil, también se encuentra diferencias entre el compositor paulista (São Paulo) Francisco Mignone y el carioca (Rio de Janeiro) Ernesto Nazareth, cada uno tiene carácter diferente en sus músicas.

OC: ¿Hay facilidad para acceder a los archivos de la música de cada país?

KH: Hay diferencia entre país. En Colombia y Brasil hay unas tiendas de música online que tratan no sólo los discos sino las partituras, la biblioteca nacional y la de universidades tienen catálogos en línea que son accesible al público, además algunas bibliotecas tienen la biblioteca digital que es de fácil acceso para todos. En año 2014, he viajado por México y Argentina, donde visité la biblioteca de Facultad de Música de la Universidad Nacional Autónoma de México y la de la Universidad Católica Argentina respectivamente. Ambas bibliotecas permitieron me acercarme a las partituras antiguas que habían ser publicados hace más de cien años. Mientras en Perú hay poca tienda de discos online que trata los discos de compositores académicos peruanos y lamentablemente la biblioteca del Conservatorio Nacional de Música de Perú no tiene catálogo online, ni la biblioteca nacional parece permitir acceso al público.

[fin de la entrevista]

También Kaoru nos comentó que el público japonés gusta del romanticismo latinoamericano, de esa contemplación seguramente que nos produce los paisajes de nuestras montañas, volcanes, estepas y selvas. Al parecer su búsqueda ha influído en sus composiciones como por ejemplo en Bercause (para piano) o su obra Great Yellow River para piano y orquesta, las obras de Kaoru están llenas de gran sensibilidad y lirismo melódico. En su canal KaoruPiano en YouTube se puede encontrar interpretaciones muy logradas  de compositores como Guastavino, Soro, Armengol, Moreno-Gonzáles y otros.


La idea de que el mundo sonoro global necesita escuchar a latinoamérica, no es idealismo, es una necesidad real, artística y cultural; lo que ofrecemos como latinos, aquello que nos diferencia también complementa a todo mundo.